Extensiones Pestañas 1×1, 2D, 3D, 4D, 5D

Síguenos

facebook (2)
instagram

Extensiones de Pestañas

Las extensiones de pestañas forman parte de un procedimiento estético que consiste en colocar extensiones sobre nuestras propias pestañas con el objeto de alargarlas, dar un efecto de mayor abundancia de las mismas, intensificar su color y aumentar la curvatura.
Ofrecen una versión muy mejorada de la apariencia que se buscaba con el uso de las pestañas postizas.
Es una técnica que sea ha popularizado tanto por la sencillez e inocuidad de su aplicación como por ofrecer la posibilidad de modificar, de forma efectiva, la mirada aportando expresión y definición de una forma muy natural.
Se recomienda para las mujeres que tienen pestañas cortas, escasez o poca curvatura de las mismas. Asimismo no se aconseja a personas con conjuntivitis, tendencia a infecciones oculares frecuentes, o con síndrome de ojo seco.

Ultimos Trabajos Realizados

La aplicación no es dolorosa sino todo lo contrario, se realiza de manera delicada aplicando de una en una la extensión sobre la pestaña natural, desde la mitad más cercana a los párpados hasta el punto exterior. Como adherente se utilizan productos con las garantías sanitarias correspondientes, elaborados para ojos sensibles e hipoalergénicos a fin de cuidar al máximo la zona ocular, aunque en principio no ha de tener ningún contacto con la piel.
Todo el proceso toma aproximadamente entre una hora y media y dos horas de trabajo según la cantidad de unidades aplicadas en cada ojo.
Los costes pueden variar según el centro elegido para su aplicación, la ciudad en la que nos encontremos, la cantidad de extensiones que precisemos en función del look que hayamos elegido o que nos hayan sugerido los especialistas. Tomadas en cuenta todas estas variables podemos establecer que los precios oscilan entre los 80 y los 200 euros. A veces, tras los primeros días, hay algunos problemas de adhesión que suelen resolverse sin costes adicionales para los clientes, en cambio las sesiones para los retoques periódicos (recomendados cada 3-5 semanas) y que apuntan a refrescar la apariencia y renovar la vitalidad del tratamiento, suelen costar unos 20 euros cada uno.
En cuanto a la duración, todo dependerá del ciclo de vida de nuestras pestañas naturales sobre las cuales se adhieren las extensiones, la media puede establecerse entre los 2 y los 3 meses.Se recomienda elegir profesionales en el tema y con experiencia reconocida en su realización, si bien es un procedimiento simple, lo es siempre y cuando sea ejecutado por expertos, también porque es importante asegurarse de la calidad de los productos utilizados.
Por último, es preciso que establezcamos la diferencia con otra opción también muy utilizada para lograr efectos similares: la permanente de pestañas. Este consiste en la adhesión temporal de un bigudí (o rulo) a las propias pestañas con el objeto de darles forma, arquearlas y posteriormente, tintarlas para lograr volumen y color. El hecho de que se utilicen tintes implica también las desventajas propias de dicha acción, que realizada con cierta frecuencia, puede traer aparejados
el desgaste y debilitamiento de nuestras pestañas. Asimismo, requiere periódicos retoques para mantener su efecto de color, luminosidad y expresividad.
En este sentido, si bien las extensiones de pestañas tienen un coste superior, ofrecen una garantía de cuidado y protección adicional a nuestros ojos ya que es la extensión la que viene provista de un grosor y tono específicos, además de ofrecer una mirada más auténtica.

¡Ven a probar nuestras extensiones de pestañas!